Prune, en busca de un estado “zen”

0

Consigue que las ramas alcancen la luz y disfruta del hermoso espectáculo

Estás en un lugar ignoto, alejado de cualquier civilización, posiblemente otro planeta. La meta en Prune es lograr que crezca la vida representada en forma de flores brotando de unas ramas. Este planteamiento tan aparentemente bucólico se convierte al poco en un hermoso reto que no tiene una única solución, y que podría calificarse como un juego “vivo”.

Prune

Observa el terreno así como sus oquedades e irregularidades, con zonas en sombra y otras que atisban rayos de luz. Partiendo desde un área destacada en el terreno deberás pulsar y arrastrar el dedo hacia arriba, estimulando de alguna forma el crecimiento de un árbol. Puedes variar el punto de origen en un margen relativamente estrecho, y dirigirlo un poco (de forma totalmente vertical o con un poco de ángulo). Hecho esto empezará a crecer el nuevo ser vegetal.

Recortando sus ramas exteriores (con trazos que las cercenen), estimularás su crecimiento. Así se plantea una partida que será única, con ramas naciendo de forma aleatoria, siempre atraídas por la luz. Y en el instante en que contacten con la luz florecerán sus capullos, prueba de que has conseguido que la vida triunfe sobre la muerte. Y si tienes bastantes flores como para coincidir con los diamantes dispuestos en el cielo, habrás superado el nivel.

Según avances por los niveles (que siguen un ritmo creciente de dificultad) irán apareciendo elementos que pueden ayudarte, o no. Por ejemplo evita los objetos rojos, cuyo contacto será letal y consumirá o infectará el árbol desde sus ramas. También deberás tener en cuenta el efecto del viento lateral, y en ocasiones podrás ayudarte de unas pequeñas fuentes de luz o calor en forma de círculos grises, que podrás desplazar en pantalla. Con ellas guiarás el brote de las ramas orientando su devenir para que sortee orografías intrincadas.

Los gráficos son bellos e invitan a la relajación, con un estilo minimalista y simple hasta la extenuación, y con colores bien contrastados en negro, beige y hasta un toque de (peligroso) rojo. Por su parte, los movimientos emanan tranquilidad, las animaciones son fluidas y la música casa a la perfección. Todo ello con unos controles perfectos para las pantallas táctiles.

Hay muchos capítulos con doce niveles cada uno, pero dispondrás de todo el tiempo del mundo para lograr avanzar: no hay vidas y podrás reiniciar el nivel tantas veces como quieras, con tan solo volver a hacer nacer el árbol. Una maravillosa experiencia que te llevará a un estado de calma máximo. Está disponible en Android e iOS (por 3,99 €).

App Store Google Play

 

 

Compartir.

Sobre el Autor

Redactor especializado en Tecnología e Internet, así como en desarrollo web y multimedia, traducciones, elaboración de tutoriales en vídeo de Photoshop y doblajes al castellano de vídeos técnicos sobre fotografía.

Dejar una Respuesta

WP to LinkedIn Auto Publish Powered By : XYZScripts.com